Tag Archives: jubilación

10 años de la ley de dependencia

admin
By , Junio 16th, 2016 | Sin categoría | 0 Comentarios

En el año 2006 se fijó un punto de inflexión en el Estado de Bienestar. Es el año en que se aprobó la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia. Esta ley reconoce el derecho a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, garantizando la igualdad en el ejercicio del mismo en todo el territorio del Estado. Con esta normativa se sentaron las bases para la construcción de un nuevo nivel o pilar en el Estado de Bienestar: es el conocido como el cuarto pilar. Esta ley generó unas expectativas enormes, especialmente en aquellos colectivos más vulnerables afectados por algún nivel de dependencia. Lamentablemente, la complejidad de organizar y poner en marcha las garantías de un nuevo sistema de protección social junto con la crisis económica han evaporado todas las expectativas generadas en sus inicios.

La implementación y desarrollo de la ley requiere de un gran consenso, de la colaboración y coordinación de las distintas administraciones públicas, de diseñar un efectivo modelo de financiación, de desarrollar un esquema de colaboración entre organismos privados y públicos, y de gestionar eficientemente un nuevo sistema que no puede ir contra los propios principios inspiradores de la nueva normativa. Estos principios son los siguientes:

• El carácter público de las prestaciones del Sistema.
• La universalidad en el acceso de todas las personas en situación de dependencia, en condiciones de igualdad y no discriminación.
• La atención a las personas de forma integral e integrada.
• La valoración de las necesidades de las personas atendiendo a criterios de equidad para garantizar la igualdad real.
• La participación de las personas en situación de dependencia y, en su caso, de sus familiares o representantes legales.
• La permanencia de las personas en situación de dependencia, siempre que sea posible, en el entorno en el que desarrollan su vida.
• La cooperación interadministrativa.

¿Quién es considerado dependiente según la Ley 39/2006?
Es dependiente, según reconoce la Ley (art. 2.2), aquella persona que se encuentra en una situación permanente que le impide llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria y por consiguiente precisa ayuda importante de otra u otras personas para realizarlas.
La Ley (art. 26) establece 3 grados de dependencia:

Grado I: Dependencia moderada
Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día. Este es el dependiente moderado.

Grado II: Dependencia severa
Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero que no requieren el apoyo permanente de un cuidador. Este es el dependiente severo.

Grado III: Gran Dependencia
Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y por su pérdida total de autonomía, necesitan el apoyo indispensable y continuo de otra persona. Este es el gran dependiente.

¿Quién puede beneficiarse?
Podrá beneficiarse toda aquella persona que cumpla los siguientes requisitos establecidos en el art. 5 de la Ley:

a) Ser español
b) Residir en territorio nacional (al menos 5 años y siempre que los dos últimos sean anteriores a la fecha de solicitud)
c) Ser declarado “dependiente” por el órgano evaluador de la Comunidad Autónoma correspondiente.

¿Qué prestaciones ofrece la Ley a las personas dependientes?
Las personas que sean declaradas dependientes, podrán recibir (art.14):

a) Directamente servicios, prestados a través de la oferta pública de la Red de Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas, mediante centros y servicios públicos o privados concertados.
b) De no ser posible, la atención mediante un servicio, se podrá recibir una prestación económica, de carácter periódico. Deberá estar vinculada a la adquisición de un servicio que se determine adecuado para las necesidades de la persona beneficiaria.
c) Con carácter excepcional, se podrá recibir una prestación económica para ser atendido por cuidadores no profesionales: familiares de la persona dependiente.

¿Cuáles son los servicios de la Ley para los dependientes?
El catálogo de servicios (art.15) incluye:

• Servicios de Prevención de las situaciones de dependencia
• Servicio de Teleasistencia
• Servicio de Ayuda a Domicilio
• Servicio de Centro de Día y noche
• Servicio de Atención Residencial

Estos servicios tienen unos costes elevados lo que hace necesario que las instituciones públicas tengan una estrecha y efectiva colaboración con los sistemas privados. En el ámbito privado destacan los seguros de dependencia, que son una solución aseguradora para garantizar el acceso a los servicios que necesitan los dependientes. Por ejemplo, La Mutua de Ingenieros de Catalunya tiene un producto asegurador para cubrir la dependencia. Concretamente, este seguro personal de dependencia consiste en el pago de una renta mensual vitalicia en el supuesto de que el asegurado quede en situación de dependencia, física o psíquica.

Continuar leyendo →

16Jun

¿Qué es la Previsión Social Complementaria?

admin
By , Mayo 26th, 2016 | Sin categoría | 0 Comentarios

La Previsión Social Complementaria es una parte de los sistemas de protección social. Estos sistemas son propios de aquellos países que cuentan con un modelo de Estado de Bienestar. Pero, ¿qué es exactamente un Estado de Bienestar? Es el grupo de políticas sociales destinadas a mantener un nivel determinado de vida y también, a buscar unos niveles de igualdad y justicia social. Estas políticas son proporcionadas tanto por organismos públicos como privados. En este modelo el sistema de la Seguridad Social es proporcionado desde organismos públicos mientras que desde instituciones privadas lo complementan con sistemas de previsión.

La sostenibilidad de los sistemas de previsión públicos está amenazada por el envejecimiento de la población. Ante esta situación los sistemas complementarios privados cobran protagonismo porque son la garantía de la sostenibilidad del Estado de Bienestar en su conjunto.

El sistema de Seguridad Social se basa en la fórmula del reparto con lo que estamos ante un esquema puramente piramidal: los jóvenes contribuyentes financian las pensiones de los jubilados actuales. El problema es cuando en el futuro la previsión de jóvenes contribuyentes es menor que la previsión de futuros jubilados. En este punto es cuando el sistema de reparto no garantiza el Estado de Bienestar. Ante esta realidad es fundamental que los sistemas públicos se complementen con sistemas privados.

El nuevo escenario socio económico requiere potenciar la Previsión Social Complementaria. La clave es alcanzar un adecuado equilibrio entre los sistemas públicos y los sistemas privados complementarios para garantizar los niveles de Estado de Bienestar actuales.

Esta evolución del Estado de Bienestar sienta las bases de la teoría de los tres pilares. Esta teoría diferencia tres pilares de previsión social. Los tres pilares son los siguientes:
– Primer pilar: Es el sistema público de previsión. Es el conocido como Seguridad Social.
– Segundo pilar: Es el constituido por los sistemas de previsión empresariales con carácter ocupacional o de empleo. Estos sistemas surgen en las empresas.
– Tercer pilar: Es el sistema de ahorro individual a largo plazo destinado a la pensión y jubilación privada y complementaria a los otros sistemas recogidos en los pilares anteriores.

La Previsión Social Complementaria lo integran los pilares segundo y tercero. A veces el segundo pilar es obligatorio en algunos países. En el ámbito empresarial se fomenta la capitalización individual o colectiva de sus trabajadores. Las aportaciones del segundo pilar son tanto de los propios trabajadores como de las empresas en las que trabajan.

El tercer pilar es netamente un sistema de capitalización individual que se concreta en un ahorro periódico y de largo plazo. Es habitual que este ahorro cuente con importantes beneficios fiscales con el objetivo de incentivarlo. Las principales características de este tercer pilar son las siguientes:
– Es un ahorro de carácter voluntario, ya que depende de la persona quien es la que decide cómo y cuánto ahorrar para su jubilación.
– Es un sistema complementario a los otros sistemas. En ningún caso sustituye a la Seguridad Social y a los sistemas de previsión empresarial.
– Es un sistema de capitalización individual. Es lo contrario al sistema de reparto de la Seguridad Social. Es un fondo propio que recuperará y se beneficiará en exclusiva el propio ahorrador.
– Es un sistema de carácter privado. El individuo escoge con qué organismo privado u organismos privados constituye su fondo de ahorro para la jubilación y tiene la posibilidad de cambiar de un organismo a otro durante su vida.

En resumen, la Previsión Social Complementaria se ha convertido en un instrumento vital para garantizar el nivel de vida de las personas en un Estado de Bienestar que está evolucionando profundamente a raíz de los cambios demográficos, sociales y económicos.

Continuar leyendo →

26May

Cómo planificar tu jubilación

admin
By , Diciembre 29th, 2014 | Vida y bienestar del ingeniero, Vida y bienestar del ingeniero, Vida y bienestar del ingeniero | 0 Comentarios

La jubilación es algo en lo que todos pensamos tanto si parece un momento aún lejano como si ya está disfrutando de esa etapa de su vida. No hay nada más importante que estar preparado y planificar con tiempo la jubilación.

Hasta hace unos años nadie se planteaba qué sería de nuestro sistema de Seguridad Social, sin embargo actualmente se ha demostrado que el sistema de reparto no es sostenible a largo plazo.

Algo que tenemos que tener muy presente es que nuestra jubilación depende cada vez más de nosotros mismos, por ello es muy importante que seamos capaces de ahorrar lo suficiente a lo largo de nuestra vida laboral para, llegado el momento de la jubilación, poder mantener el nivel de vida deseado.

Los datos están ahí, según va pasando el tiempo, los cotizantes irán disminuyendo y los jubilados aumentarán. Además cada vez nacen menos personas, y cada vez los mayores viven más años. Hace poco, 2,1 cotizantes financiaban las pensiones de un jubilado, pero a la vista de la pirámide poblacional esta proporción va disminuyendo drásticamente, hoy ya estamos a menos de 2 cotizantes por pensionista…

Además, si eres ingeniero algo que debes tener muy presente es que la cuantía de la pensión podría ser menor que el último sueldo percibido por el trabajo en tu profesión como ingeniero. Es decir, que al jubilarse siempre se pierde poder adquisitivo (y con la reforma de las pensiones actual aún más).

De ahí la conveniencia de planificar la jubilación para evitar esa reducción, complementando la prestación con algún producto de ahorro privado, donde un equipo de asesores especializados en ahorro y fiscalidad pueden planificar la opción más adecuada, según la situación personal, familiar, laboral y fiscal.

Estas son algunas de las claves para planificar bien tu jubilación:
La edad idónea para comenzar a ahorrar: cuanto antes se empiece menor será el esfuerzo que se tendrá que hacer mañana. Según los expertos, lo mejor es empezar a pensar en ello desde jóvenes, desde que comiences a ejercer la profesión como ingeniero, porque está comprobado que el ahorro a largo plazo es más productivo.

Cálculo de la jubilación: para ello, se debe calcular cuánto quedará de pensión. La web de la Seguridad Social ofrece una herramienta para el auto cálculo de la jubilación. Es un programa gratuito que se descarga en el ordenador y que ayuda a conocer de forma aproximada la cuantía de la pensión.

Cuanto destinar para la jubilación: una vez conocida la cuantía de la pensión, se debe calcular en función de los ingresos y los gastos, cuánto se puede destinar a ahorrar para la jubilación. Después se elige qué producto es más conveniente en función de la edad y el perfil inversor (conservador, moderado o arriesgado).

Elegir el mejor plan de pensiones o sistema de previsión social complementario de la mutualidad: analiza toda la oferta y luego elige, si lo deseas pueden asesorarte.

Actualmente existen en el mercado distintos planes de pensiones privados pensados exclusivamente para colectivos como el de los ingenieros. Lo primero que se debe hacer es comparar comisiones y rentabilidades. La elección de la cartera de activos viene determinada por la edad y el perfil de riesgo. Por ejemplo, La Mutua de los Ingenieros tiene un amplio abanico de herramientas para ahorrar para la jubilación, con productos diseñados a medida de los ingenieros. Estos productos están especialmente diseñados para combinar el ahorro, con la seguridad, la fiscalidad, la flexibilidad y la rentabilidad.

Continuar leyendo →

29Dic
Back to top

Mutua Valors

Mutua Valors