Tag Archives: seguros

Ventajas y valores diferenciales de la Mutua para los ingenieros colegiados

admin
By , Septiembre 25th, 2017 | Sin categoría | 0 Comentarios

La Mutua de los Ingenieros es una sólida entidad fundada en 1958. Actualmente, el Grupo de la Mutua de los Ingenieros está integrado por la propia Mutua, una correduría de seguros, una agencia de suscripción y una entidad de asesoramiento financiero independiente (EAFI). Asimismo, la Mutua de los Ingenieros está estrechamente vinculada al Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña. Entre las peculiaridades de la Mutua destacan que es una de las pocas mutualidades de previsión social con el atributo de alternatividad al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y también se caracteriza por ser una entidad gestora de planes y fondos de pensiones.

Estas son las principales ventajas y valores de la Mutua para los ingenieros colegiados:
1. Es alternativa al Régimen Especial de Autónomos. Los ingenieros industriales que trabajen por cuenta propia o administren sociedades de ingeniería pueden optar por la Mutua en lugar de cotizar al RETA y disfrutar de las ventajas que ofrece la Mutua de los Ingenieros.

2. Ofrece más servicios y prestaciones a un menor precio. La Mutua de los Ingenieros es una entidad sin ánimo de lucro, por lo que en los seguros puede ofrecer precios hasta un 30% más económicos que otras aseguradoras.

3. La Mutua de los Ingenieros te puede ayudar a cubrir el 100% de los riesgos. A través de la correduría de seguros de la Mutua se pueden cubrir todo tipo de riesgos en condiciones ventajosas.

4. Ofrece una amplia gama de productos y servicios para empresas y colectivos. Además de los seguros de responsabilidad civil para empresas de ingeniería, la Mutua de los Ingenieros tiene un potente servicio de asesoramiento empresarial.

5. Los productos y seguros de ahorro, previsión social y jubilación son muy competitivos. La Mutua también incluye un servicio de asesoramiento fiscal y laboral, complementario a su asesoría en seguros para el ahorro y pensiones.

6. La tarjeta de servicios de la Mutua de los Ingenieros. Esta tarjeta ofrece descuentos y promociones en servicios médicos, asistencia en viaje, abogados …

7. El servicio de ayuda a personas mayores y a personas dependientes. Es un servicio especial que ofrece de la Mutua de los Ingenieros mediante los acuerdos a que ha llegado con una amplia red de colaboradores.

Continuar leyendo →

25Sep

¿Qué es una mutualidad de seguros?

admin
By , Abril 17th, 2017 | Sin categoría | 0 Comentarios

El mutualismo es un movimiento de ayuda mutua y sin ánimo de lucro entre personas que se unen por el bien de las dos partes. Entre sus objetivos destaca la obtención de servicios a precios asequibles para el colectivo que promueve esa entidad mutual. Además, las personas que promueven la mutualidad realizan aportaciones como socios para su capitalización. Los socios son propietarios de la mutualidad, participan en la administración de esta y, en el caso de que haya, reciben los beneficios empresariales que les corresponda.

A lo largo de la historia han aparecido numerosas organizaciones que recogen los valores del mutualismo. A partir de la Edad Media, las asociaciones mutualistas proliferan y su presencia se generaliza en la sociedad. Las guildas son una muestra del mutualismo en aquella época. Estas asociaciones, constituidas por comerciantes y mercaderes, tuvieron mucho éxito entre los siglos IX y XIV. Su funcionamiento se parecía al de los gremios de artesanos. Los montepíos o Montes de Piedad son otro movimiento mutualista a partir del siglo XV.

Las mutuas de seguros son un tipo de entidad mutual que se dedica principalmente a la actividad aseguradora. Actualmente son entidades aseguradoras supervisadas y reguladas por los organismos oficiales. Las mutuas de seguros se pueden clasificar por su actividad económica (seguros, en general; previsión social; etc.), por las características de sus mutualistas (con algún vínculo especial, como el lugar de residencia o la profesión desempeñada; o sin ningún tipo de vinculación), o por la prima abonada (variable o fija). Las principales características de una mutualidad de seguros son:
– Entidades sin ánimo de lucro
– Estructura personalista
– Condición del mutualista, inseparable a la del tomador del seguro.

La Mútua dels Enginyers, nacida en 1958 como recurso del Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña, es un claro ejemplo de este tipo de mutualidad de seguros. El origen de la entidad subyace en la necesidad de “organizar y desarrollar la previsión social entre sus colegiados”, tal como se recoge en sus estatutos. En el momento de su creación, la Seguridad Social no daba cobertura a los titulados superiores de ingeniería industrial (tampoco a arquitectos, abogados y médicos). Esa circunstancia permitió que la Mútua dels Enginyers sea a día de hoy una de las pocas mutualidades de previsión social con el atributo de alternatividad al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Gracias a esto, el colectivo de ingenieros industriales puede escoger entre la Mútua y el régimen de la Seguridad Social como sistemas de previsión profesional.

En Europa las mutualidades de seguros se agrupan en la AMICE (Asociación de Mutuas de Seguros y Cooperativas de Seguros en Europa). Esta organización, creada en enero de 2008, buscar defender el espíritu mutualista de las mutualidades y facilitar la colaboración entre las distintas entidades asociadas.

Actualmente, en la Unión Europa existen cerca de 2.700 aseguradoras que pertenecen al sector mutualista y cooperativo. Las mutualidades de seguros de la Unión Europea dan empleo a más de 400.000 profesionales y proporcionan cobertura a casi 400 millones de afiliados y asegurados.

Continuar leyendo →

17Abr

El beneficiario de un seguro de vida

admin
By , Abril 7th, 2017 | Sin categoría | 2 Comentarios

Según datos publicados por ICEA, en España existen casi 30 millones de asegurados de algún producto de Vida. De éstos, un tercio corresponde a las modalidades de Ahorro/Jubilación, cuya finalidad principal es obtener una rentabilidad sobre las primas abonadas. Normalmente es el mismo asegurado quien percibe el capital cuando llega la fecha de vencimiento de la póliza. Es común que este tipo de pólizas incorporen un capital por fallecimiento, además de las características puras de un producto de ahorro. Por este motivo, también se denominan seguros de Vida Mixtos.

La modalidad más extendida, con casi 20 millones de asegurados, es la que conocemos como seguro de Vida de Riesgo. Este puede ser de Vida Entera (la prestación se abona con independencia de cuándo se produzca el fallecimiento) o de Vida Temporal (cubre el riesgo de muerte durante un período de tiempo concreto, estipulado en la póliza). También es habitual que se incluyan garantías adicionales para cubrir situaciones de invalidez y dependencia.

Los seguros de Vida de Riesgo ofrecen a los asegurados, familiares y allegados, protección económica, ya que esta se verá afectada. Aún más teniendo en cuenta las prestaciones que ofrece actualmente la Seguridad Social en las contingencias de viudedad y orfandad. También pueden garantizar los estudios de nuestros hijos, liquidar posibles deudas, hacer frente a situaciones de dependencia o proteger el patrimonio personal. Existen otras motivaciones de compra menos conocidas, pero no por ello menos importantes, como planificar la herencia o dotarse de liquidez para pagar impuestos.

Las normas de contratación, la selección de riesgos, las Condiciones Generales y Particulares y el Reglamento, son elementos imprescindibles a tener en cuenta en este tipo de seguros. Deben cumplir la normativa legal vigente, recogida en la ley 50/1980, de 8 de octubre, de contrato de seguro; la ley 30/1995, de 8 de noviembre de ordenación y supervisión de los seguros privados; y la ley 10/2003, de 13 de junio, sobre mutualidades de previsión social; así como otras disposiciones legales y reglamentarias vigentes en cada momento.

La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) supervisa esta actividad, obligando a las entidades comercializadoras a tomar una serie de medidas de control. Un ejemplo de las mismas es la que garantiza el pago a los beneficiarios en caso de que se active una prestación. Un total de 177.000 millones de Euros en provisiones técnicas avalan el rigor en este sector. Un rigor que también debe inculcarse a cada asegurado en aspectos que a veces pasan desapercibidos, pero que son de suma importancia.

Hablamos de la designación de beneficiarios en un seguro de vida.

¿Quién tiene ese derecho? 

“El tomador del seguro podrá designar beneficiario o modificar la designación anteriormente realizada sin necesidad de consentimiento del asegurado”
Art.84.1 LCS

La designación le corresponde al tomador, a no ser que decline hacerlo. Existen algunos ejemplos, en caso de divorcio, en el los que el juez establece que se mantenga al ex cónyuge como beneficiario. En estos casos se precisa la aceptación del beneficiario para que el tomador pueda revocar la designación. Otro caso más común es la designación como beneficiario a la entidad bancaria que ha concedido un préstamo hipotecario.

“El tomador del seguro podrá revocar la designación de beneficiario en cualquier momento, mientras no haya renunciado expresamente y por escrito a dicha facultad”.
Art.87.1 LCS

En los casos en los que el tomador de la póliza sea, por ejemplo, una empresa y el asegurado un empleado, corresponde a este último la designación y posterior revocación.

A continuación exponemos algunas situaciones que nos llevan, en caso de defunción del asegurado, a la interpretación de la designación del beneficiario: 

Beneficiario inexistente. Si el asegurado fallece y no consta ningún beneficiario en la prestación o póliza, ni tampoco figura en el testamento ninguna designación expresa. Por lo general, en estos casos se incluye un orden de prelación en el Reglamento o Condiciones Generales, que en la Mutua de los Ingenieros es el siguiente:

Nombramiento de beneficiarios de forma genérica. Esta forma se utiliza más de lo conveniente. Algunas aseguradoras incorporan designaciones estándar (literales por defecto) por si el tomador no define un nombramiento de beneficiario expreso. Veamos varios ejemplos:

“…a los herederos legales” Se pueden producir retrasos, sobre todo si el asegurado fallecido no otorgó testamento. En situaciones complejas de parentesco, todavía se dilataría más confección de la declaración notarial de herederos. Los herederos percibirán la suma asegurada en partes iguales.

“…mi cónyuge e hijos…” No es lo mismo incluir “a partes iguales” que “en su defecto”. En el primer caso, todos reciben la prestación. En el segundo, solo la recibe el cónyuge (a quien se le atribuya esa condición en el momento del fallecimiento del asegurado).

Nombramiento de beneficiarios de forma expresa. Conviene designar expresamente a los beneficiarios, comunicando cualquier cambio si se produce alguna variación.

“…a mis hijos Javier y Jaime en partes iguales …” Si después de esta designación, el tomador tiene un tercer hijo y no informa de ello, solamente Javier y Jaime recibirán la prestación en caso de fallecimiento. Si Jaime fallece antes que su padre, toda la suma asegurada sería para Javier (aunque Jaime tuviera descendencia).

La designación expresa y nominativa agiliza los trámites, pero hay que ser conscientes de la importancia de comunicar cualquier modificación a la aseguradora.

¿Cómo se debe realizar la designación? A través de la propia póliza o vía testamentaria, pudiendo modificar o revocar este nombramiento (salvo la excepción de la designación irrevocable que hemos comentado con anterioridad).

Otro aspecto destacable se define en el párrafo segundo del artículo 87 de la LCS:

“La revocación deberá hacerse en la misma forma establecida para la designación”
Art.87.2 LCS

En este sentido, existe controversia doctrinal. Opiniones autorizadas en este tema indican que, si la designación se hubiese realizado a través del testamento, la revocación también debería hacerse por esta misma vía. El legislador da plena libertad, siempre que se haga en las formas previstas.

Nosotros recomendamos que todas las designaciones se realicen siempre a través del contrato. Si se utiliza la vía testamentaria para estos fines, hay que informar al asegurador y a la notaría de cualquier cambio posterior.

¿Cómo saber si soy beneficiario de un seguro de vida? Desde hace más de 10 años podemos comprobar (previo pago de una tasa) si figuramos como beneficiarios en algún contrato de un seguro que tenga cobertura de fallecimiento. Se trata de un registro público que depende del Ministerio de Justicia.

Cobro de la prestación. En cumplimiento del contrato, se entregará la prestación al beneficiario, aunque haya reclamaciones de los herederos legítimos y de posibles acreedores del tomador del seguro. Si se demuestra un fraude de ley, estos pueden exigir al beneficiario la devolución del importe de las primas abonadas. 

Es importante subrayar que, en el caso de que algún beneficiario sea menor de edad, recibirá la indemnización quien ejerza la patria potestad o la tutoría legal. Una buena opción para que nuestros hijos reciban la suma asegurada es establecer un fideicomiso.

Con el objetivo de cobrar el seguro con la mayor celeridad posible y teniendo en cuenta que las pólizas de vida no forman parte de la masa hereditaria, es habitual practicar una autoliquidación parcial del Impuesto de Sucesiones, con el detalle de todas las pólizas existentes.

En cuanto a las prestaciones contratadas a través de la Mutua de los Ingenieros, si el tomador/asegurado de las mismas se hubiera deducido las cuotas correspondientes como rendimientos del trabajo o reducido de la base imponible del IRPF, se procedería al pago de las prestaciones una vez aplicada la retención correspondiente.

Las mutualidades y aseguradoras exigen estos requisitos puesto que son responsables subsidiarias frente a estas obligaciones.

En la MUTUA DE LOS INGENIEROS llevamos décadas asesorando a nuestros clientes sobre estos y otros aspectos importantes para las familias. La experiencia adquirida agiliza los trámites y esto nos beneficia a todos. ¿VERDAD?

Continuar leyendo →

7Abr

Informe de la Dirección de Operaciones del CCS sobre problemas de aseguramiento

admin
By , Diciembre 7th, 2016 | Sin categoría | 0 Comentarios

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) realizó, tanto en el 2015 como durante el primer semestre del 2016, una serie de encuestas a peritos con el fin de localizar las incidencias e insuficiencias más destacadas en lo relativo al aseguramiento y las coberturas de las pólizas.

La Dirección de Operaciones, a partir de las encuestas recopiladas (191 en el ejercicio del 2015, 56 en el 2016), realizó un informe en el que se aportaban, entre otras, las conclusiones que a continuación sintetizamos.

Si nos centramos en los seguros de automóviles, se observan los siguientes problemas:

  • Falta de cobertura de los accesorios incorporados después del equipamiento de serie (por ejemplo, GPS o llantas especiales).

  • Ausencia de garantía de sustitución del vehículo.

En lo relativo a las pólizas del hogar, estas responden a la fórmula de multirriesgo pero no se prevén las circunstancias especiales del riesgo que se asegura, por lo que pueden surgir dudas sobre si algunas dependencias quedan incluidas o no en la póliza (por ejemplo, trasteros fuera del inmueble).

Por su parte, las pólizas del hogar que están vinculadas a créditos hipotecarios, al estar asociadas al importe de la hipoteca, generan muchos desajustes tanto de sobreseguro como de infraseguro. Esta última situación afecta de forma notable al contenido, ya que son pólizas basadas generalmente en el continente.

Por otra parte, las pólizas del hogar de bajo coste con coberturas restringidas en el contenido generan mucha insatisfacción a la hora de la peritación de los siniestros, ya que los asegurados no son conscientes de dichas limitaciones.

Por último, para este tipo de pólizas, se observa con frecuencia una falta de seguimiento de la póliza después de su contratación, algo que afecta especialmente a los capitales asegurados.

Estas conclusiones nos sirven para recordar la importancia de solicitar consejo y asesoramiento a nuestro agente o mediador de seguros para saber cuál es la mejor forma de proteger nuestros bienes.

Es importante contar con asesores que puedan comprender nuestra situación actual y nuestras necesidades de protección.

Continuar leyendo →

7Dic

La importancia de la gestión de riesgos en la empresa

admin
By , Octubre 24th, 2016 | Sin categoría | 0 Comentarios

La gestión de una empresa es compleja y dentro de esta complejidad destacan los riesgos que, como un talón de Aquiles, pueden amenazar su continuidad. Los riesgos a los que se enfrenta una empresa son diversos y varían en función de factores como el país, la industria, el tipo de empresa, los competidores o la regulación, entre otros. Generalmente los riesgos no emergen de forma aislada, sino que son el resultado de una serie de realidades relacionadas con los aspectos críticos de la empresa.

La forma de afrontar los riesgos no es ignorándolos, sino gestionándolos de un modo profesional. Los requisitos más importantes para la gestión de los riesgos son los siguientes:
–Centrarse en los aspectos críticos de la empresa.
–Valorar desde el primer momento el nivel de aceptación del riesgo de la empresa.
–Llevar a cabo el seguimiento de los aspectos críticos de la empresa y medir los riesgos.
–Desarrollar acciones preventivas para que la empresa sobreviva ante cualquier circunstancia.
–Tener en cuenta a todos los interesados en la empresa (accionistas, directivos, empleados, clientes, proveedores, etc.).

La gestión de los riesgos tiene que ser integral y transversal a toda la empresa, y es fundamental concienciarse de su importancia a escala estratégica. A escala global, se tiene en cuenta el impacto de distintos riesgos como los medioambientales, las crisis financieras, el fraude, las guerras, la inestabilidad política o el terrorismo. Las empresas tienen que ampliar su enfoque de riesgos para poder gestionar y tener presentes todo tipo de situaciones que puedan impactar en su negocio. ¿Qué hacer ante tal cantidad de riesgos que amenazan la continuidad del negocio? Los seguros son la mejor herramienta en la gestión de los riesgos y la mejor forma de proteger la empresa.

Los seguros ayudan a proteger la empresa frente a los riesgos internos y externos que pueden afectar al propio negocio. Lo más habitual es que las empresas solo presten atención a los riesgos internos, y que descuiden y olviden el resto de riesgos. Efectivamente, los factores externos son los más difíciles de predecir, pero esto no debe ser un impedimento para tenerlos en cuenta en el mapa de riesgos de la empresa. Eventos como el incendio de la Torre Windsor en Madrid son un ejemplo de cómo un riesgo real puede afectar a la continuidad de la actividad de una empresa.
Los seguros y el diseño de planes de continuidad de negocio son las mejores formas, para una empresa, de prepararse para los riesgos. Esto requiere de profesionales en gerencia de riesgos y de especialistas en el sector asegurador que asesoren correctamente a la empresa para mitigar y gestionar sus riesgos.

Aunque ninguna empresa puede jugar a adivinar lo que puede suceder en el futuro, todas las empresas pueden contar con el asesoramiento adecuado en seguros y en gestión de riesgos para anticiparse a situaciones que, por poco probables que sean, pueden amenazar realmente la continuidad del negocio, y para prepararse ante estas eventualidades.

En La Mutua de los Ingenieros somos expertos de principio a fin en seguros para empresas y colectivos. La división de Empresas y Colectivos de La Mutua está altamente preparada para poder identificar, evaluar y aportar soluciones integrales, así como para minimizar los riesgos que conlleva toda actividad industrial y de ingeniería. El área de Empresas y Colectivos de La Mutua de los Ingenieros es la que, de un modo exclusivo, se preocupa de llevar a cabo esta labor para los empresarios, a fin de liberarlos de cargas que les exijan tiempo, además de tener que conocer en profundidad el sector y el mercado de los seguros.

Para más información:
https://www.mutua-enginyers.com/es/empreses

Continuar leyendo →

24Oct

¿Por qué es importante contar con el asesoramiento de un corredor de seguros a la hora de contratar un seguro?

admin
By , Agosto 22nd, 2016 | Sin categoría | 0 Comentarios

Los seguros son productos complejos y no son tan fáciles de comparar entre sí. Las distintas garantías, el nivel de cobertura de cada seguro, la terminología y los conceptos específicos empleados en seguros y las distintas necesidades de los clientes hacen que la complejidad a la hora de contratar el seguro adecuado sea alta. Además, cada vez hay nuevos productos en el mercado asegurador que junto con las campañas de promociones y ofertas que promueven las compañías de seguros dificultan aún más la elección del mejor seguro. Ante esta realidad, ¿quién nos puede ayudar a entender hasta la letra pequeña de los contratos de seguros?

Los mediadores de seguros son los profesionales en materia de seguros que nos pueden ayudar a entender y a elegir el seguro más adecuado para nosotros. Dentro de los mediadores de seguros existe un tipo que se conoce como corredor de seguros. Los corredores de seguros son personas o empresas que trabajan con distintas compañías de seguros y tienen un alto conocimiento de muchos productos de seguros.

Contratar un seguro a través de un corredor de seguros tiene muchas ventajas. Veamos las principales ventajas de contar con el asesoramiento de un corredor de seguros a la hora de contratar un seguro:

1. Un corredor de seguros es un profesional del mundo de los seguros, quien para poder asesorar y ser un corredor de seguros tiene que estar registrado y aprobado por un organismo del Ministerio de Economía (este organismo se llama la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones). Es decir, no todo el mundo puede ser un corredor de seguros.

2. El corredor de seguros tiene amplios conocimientos de los seguros, ya que ha estudiado un complejo curso sobre lo que son los distintos tipos de seguros, la organización del sector asegurador y la intermediación en la venta de seguros.

3. Los corredores de seguros tienen que tener contratado un seguro de responsabilidad civil profesional que les cubre en caso de cualquier responsabilidad en su ámbito profesional. Es otra garantía para sus clientes.

4. El corredor de seguros no trabaja exclusivamente con una compañía de seguros, sino que trabaja con varias de forma totalmente independiente. Por ello, el corredor de seguros no tiene una estrecha vinculación con ninguna compañía en concreto y sus análisis de los productos son totalmente objetivos e independientes.

5. El corredor de seguros conoce los productos de seguros lo suficiente para hacer una comparación y análisis objetivo de los mismos para identificar aquellos seguros que mejor se adaptan a cada asegurado.

6. Un corredor de seguros es un experto en la interpretación de los contratos de seguros, por lo que puede explicar perfectamente hasta las letras más pequeñas de los contratos. Además, el corredor de seguros realizar la gestión y trámite de los contratos de seguros.

7. Un corredor de seguros es un profesional que además de estar registrado en un registro oficial del Ministerio de Economía, tiene que cumplir numerosas normas de control: como la garantía de protección de los consumidores, reportar anualmente su actividad económica a la Administración Pública, cumplir normativas como la protección de datos o el blanqueo de capitales. Por todo ello, estamos hablando de un profesional que está sometido a mucha regulación y por lo tanto hay un control público sobre su actividad. Esto es otro argumento de peso de cara a la protección del asegurado que contrate su seguro a través de un corredor de seguros.

8. Un corredor de seguros apoya, gestiona y participa en la resolución de los siniestros y prestaciones del seguro. Aquí es donde el corredor de seguros pone en valor que siempre está del lado del asegurado y no del lado de las compañías de seguros. El corredor de seguros es un fiel defensor de los intereses de los clientes.

9. El corredor de seguros ayuda a conseguir los mayores descuentos y ofertas en los seguros. Además, sus servicios no tienen ningún coste para los clientes.

10. El corredor de seguros es el mejor representante y asesor de seguros del asegurado frente a las compañías de seguros.

Las ventajas de contratar un seguro con la ayuda de un corredor de seguros son que se cuenta con un servicio independiente e imparcial, que ofrece seguridad al cliente, con una gestión eficiente, con asesoramiento personalizado, con cero costes para los clientes, con servicio de atención posventa, con amplia oferta de productos de seguros, con un servicio con rigor y transparencia, y con alto interés por los objetivos del cliente.

En resumen, un corredor de seguros es un asesor experto en seguros, un profesional muy regulado por la Administración Pública, que trabaja con distintas compañías de seguros, que es independiente de las aseguradoras, cuenta con un servicio de atención y servicio posventa para el cliente, conoce en profundidad la oferta de productos de seguros en el mercado y representa en todo momento los intereses del asegurado.

Continuar leyendo →

22Ago

PÉRDIDA DE BENEFICIOS. Garantía esencial para incluir en su póliza de EMPRESA.

admin
By , Julio 15th, 2016 | Actualidad, Actualidad, Actualidad, Actualidad | 0 Comentarios

La cobertura de pérdida de beneficios, también conocida como lucro cesante o paralización de la actividad, le ofrece la tranquilidad necesaria para hacer frente a las pérdidas económicas, por la interrupción temporal, total o parcial de su negocio, que puedan derivarse de un siniestro cubierto a través de su póliza de daños.

Cuadro 1b

Esta garantía, de forma habitual, como paquete básico, cubre el perjuicio económico derivado de siniestros de incendio, rayo, explosión, robo, daños por agua y riesgos extensivos (inundaciones, actos vandálicos, acciones tumultuarias y huelgas, derrame o escape accidental de las instalaciones automáticas contra incendios, fenómenos atmosféricos…)

También dispone de otras coberturas, que de forma opcional podría contratar, tales como pérdida de beneficios por imposibilidad de acceso a las instalaciones, fallo de suministro eléctrico, falta de proveedores y/o clientes, derivada de daños eléctricos o de avería de maquinaria.

En cualquier caso, en el Condicionado General y/o Particular queda recogido en qué garantías de daños será de aplicación la cobertura de pérdida de beneficios.

Una vez definidas las ventajas de tener contratada esta garantía, procedemos a explicarle dos conceptos importantes. La determinación de la suma asegurada y el periodo de indemnización.

Suma asegurada

En cualquier actividad, el precio de venta de un producto o de un servicio debe tener en cuenta los gastos que se producen y el beneficio que se quiere obtener por él.

Precio de venta = Gastos + Beneficio neto

Si ampliamos este concepto a la totalidad de las ventas, podemos diferenciar los gastos que son permanentes (soportados indiferentemente de que se tenga un mayor o menor volumen de ventas) y los que son de carácter variable (van ligados al nivel de la actividad de la empresa y varían en función de las ventas). Citamos algunos ejemplos:

Cuadro2b

El beneficio neto lo definimos como la ganancia que resulta de la actividad comercial. Siempre antes de impuestos y sin incluir ningún tipo de ingreso financiero o extraordinario.

Podemos determinar el volumen de negocio aplicando esta fórmula:

Volumen de negocio = Gastos permanentes + Gastos variables + Beneficio neto

Esta información se obtiene analizando la cuenta de explotación de una empresa.

Pongamos un ejemplo. Una empresa, EJEMPLO S.A., ha alcanzado unas ventas de 5 millones de Euros, con un beneficio neto de 0,5 millones. Por lo tanto, los gastos ascienden a 4,5 millones (1,5 millones de gastos permanentes y 3 millones de gastos variables). Veamos el siguiente cuadro:

Cuadro3b

Calculado ya el volumen de negocio, la empresa determinará el tipo de indemnización a percibir en caso de siniestro. Existen varias posibilidades:

  • Indemnización diaria. Tiene como referencia un porcentaje de la facturación DIARIA de la empresa.

  • Indemnización en base a los gastos permanentes.

  • Indemnización en base al margen bruto (Suma de los gastos permanentes y la pérdida de beneficio neto)

Esta última sería la más completa. Vamos a centrarnos en ella:

Siguiendo el ejemplo anterior, la empresa EJEMPLO S.A., a raíz de un siniestro, no obtiene suficientes ingresos en ventas para hacer frente a los gastos permanentes y tampoco alcanza el beneficio neto esperado. Paralelamente, no ha tenido que asumir la totalidad de los gastos variables, ya que por ejemplo, no ha tenido que comprar materia prima o gastos en transportes del producto final.

Esto quiere decir que lo que está perdiendo la empresa son los gastos permanentes que se siguen soportando y el beneficio neto previsto, que no se consigue.

La suma de estos dos conceptos, se denomina MARGEN BRUTO y es el elemento que debe ser objeto de aseguramiento, es decir la SUMA ASEGURADA. Veamos qué margen bruto tiene la empresa EJEMPLO S.A.

Cuadro4b
Período máximo de indemnización

Se definen dos modalidades:

  • La modalidad más utilizada en Europa se denomina LOSS OF PROFITS, que tiene su origen en el mercado inglés y cuyo periodo de indemnización se define teniendo en cuenta el tiempo que transcurre desde la fecha de siniestro, hasta el día que se recuperan los resultados.

  • Existe otra modalidad, procedente del mercado norteamericano y conocida como GROSS EARNINGS. En este caso, el período de indemnización finaliza cuando se han reparado o reemplazado los bienes dañados, aún cuando para ese momento, no se hubiera logrado la normalidad de los beneficios.

Habitualmente se limita a 12 meses, aunque hay actividades que pueden precisar de períodos de indemnización superiores. Por ejemplo, una empresa dedicada a la producción de vino tiene un siniestro en plena recogida de la uva, perdiendo la producción de esa campaña. La empresa tarda 12 meses en reponer sus instalaciones, de modo que no tiene tiempo para procesar la uva de la campaña siguiente.

También se puede limitar a períodos inferiores a un año. Por ejemplo, indemnizar en base a la pérdida de beneficios producidos como máximo en 3 meses.

Cómo se indemniza un siniestro

Ante un siniestro, para que la garantía de pérdida de beneficios se active, deben cumplirse varios principios básicos. Comentamos los más relevantes:

  1. La empresa ha tenido que sufrir un siniestro de daños materiales amparado por la póliza de daños y de aplicación en la cobertura de pérdida de beneficios.

  2. Que exista una repercusión económica negativa en la empresa como consecuencia directa de dicho daño.

  3. Tras el siniestro, el asegurado no va a cesar en la actividad.

Retomamos el ejemplo de la empresa EJEMPLO S.A. Recordemos que su MARGEN BRUTO (Suma Asegurada), es de 2 millones de Euros.

Lo primero que debe calcularse es el Porcentaje de Indemnización, que identifica el peso que tiene el margen bruto dentro de todo el volumen de negocio.

Cuadro5b

Aplicando esta fórmula para EJEMPLO S.A., podemos decir que según la póliza, el porcentaje de Indemnización es del 40% (MARGEN BRUTO 2 M€ / VOLUMEN DE NEGOCIO 5 M €). Este porcentaje sería el que se aplicaría a la pérdida de ventas que sufriera el asegurado.

En el siniestro en EJEMPLO S.A., se produce un importante incendio, provocando la paralización del negocio y una disminución de ventas por falta de producción que activa la garantía de pérdida de beneficios.

La pérdida de ventas puede reducirse adoptando algunas medidas que la aminoren:

  1. Extracostes: Implican un coste adicional en la producción, que ayuda al empresario a seguir produciendo y vendiendo, aunque no sea en las condiciones más óptimas. Por ejemplo, alquilando locales o naves, comprando o externalizando la producción a terceros…

  2. Ahorro en gastos permanentes: Los ahorros que pueda tener la empresa como consecuencia del siniestro, deben ser detraídos de la indemnización para evitar el consiguiente lucro por parte del asegurado. Por ejemplo, ahorro en gastos de personal, en operaciones de mantenimiento de maquinaria….

En la mayoría de ocasiones, por esta cobertura se aplican franquicias. Si por ejemplo ésta es de 48 horas, no procederá indemnización alguna si la interrupción de la actividad es inferior a dicho plazo. Si fuera superior, únicamente se indemnizará por el exceso.

Teniendo en cuenta todos estos factores, para el cálculo de la indemnización se aplica la siguiente fórmula:

Cuadro6b

La empresa facilitará a la aseguradora toda la información contable que se requiera para obtener estos datos.

En el caso que nos acompaña en todo el artículo, EJEMPLO, S.A., a consecuencia del siniestro, el volumen de negocio alcanza 4 M €, disminuyendo sus ventas un 20%. Este porcentaje hubiera sido superior en el caso de no haberse tomado medidas que permitieran continuar con la producción, aunque a menor escala. Para ello se alquila una máquina y un local, generando unos extracostes de 200.000€. La cobertura, en este caso, no tiene contratada franquicia.

En cuanto al ahorro en gastos permanentes, se contabilizan 100.000€ (personal, mantenimiento de la maquinaria, etc…).

La indemnización alcanza 0,5 M €:
Cuadro7b

Por último, se recomienda declarar el MARGEN BRUTO realmente devengado al finalizar cada periodo de cobertura, con el objeto de regularizar la prima. De esta manera, la aseguradora renunciaría a aplicar la regla proporcional que pudiera derivar un infraseguro que no superase un porcentaje pactado en estas condiciones.

EJEMPLO S.A. es un caso ficticio, que pretende ilustrar la importancia que tiene una garantía como la de PÉRDIDA DE BENEFICIOS. Sin ésta, hubiera obtenido unos resultados muy negativos, que podrían haber puesto en peligro su continuidad.

PARA CONCLUIR, CABE DESTACAR QUE LAS EMPRESAS EN SITUACIONES YA AGRAVADAS, COMO PUEDE SER UN SINIESTRO DERIVADO DE UN INCENDIO, CON ESTA GARANTÍA PUEDEN MANTENER SUS BALANCES INTACTOS Y LA COMPETITIVIDAD EN SU SECTOR. ESTA ES LA TRANQUILIDAD QUE QUEREMOS TRANSMITIR A LOS EMPRESARIOS.

Continuar leyendo →

15Jul

¿Qué seguros debo tener en mi empresa?

admin
By , Marzo 31st, 2016 | Empresas de ingeniería, Empresas de ingeniería | 0 Comentarios

Una empresa tiene que afrontar una adecuada gestión de riesgos. En esta gestión los seguros que contrata una empresa son primordiales. Diferenciamos dos tipos de seguros que contrata una empresa: aquellos que son obligatorios en virtud de una normativa legal, y el resto de seguros que no son obligatorios, pero son recomendables en función de las características, dimensión y actividad de la propia empresa.

En el ámbito empresarial es muy importante tener en cuenta que existen determinadas actividades que necesitan contratar un seguro por obligación legal. De hecho, según distintos estudios en nuestro mercado asegurador existen más de 700 seguros que son obligatorios. La mayoría de estos seguros están relacionadas con la cobertura de la responsabilidad civil de una actividad empresarial determinada.

Seguros obligatorios

1. Seguros de responsabilidad civil. Numerosas actividades empresariales requieren legalmente la contratación de un seguro específico de responsabilidad civil. Este seguro protege a la empresa de daños civiles y es una garantía de confianza para sus clientes.

2. Seguros de automóviles. Aquellas empresas que tengan vehículos necesitan contratar un seguro de auto tal como recoge la ley. Es la misma obligación que tienen los particulares que son propietarios de un vehículo.

3. Seguro decenal de la construcción. Las empresas que desarrollen la actividad constructora necesitan contratar un seguro que garantiza a sus clientes la calidad de los inmuebles construidos durante diez años.

4. Seguros de vida y accidentes. En algunos convenios laborales se establece que la empresa tiene que contratar seguros de vida y accidentes para asegurar a sus empleados.

5. Seguros de responsabilidad civil medio ambiental. El desempeño de determinadas actividades empresariales que tienen impacto en el medio ambiente necesitan tener contratado un seguro de responsabilidad civil especial que les protege ante daños que puedan provocar en el medio ambiente.

6. Seguros de caución. Algunas actividades empresariales requieren unos tipos de fianzas especiales, como, por ejemplo, para la presentación a determinados pliegos de administraciones públicas o en la construcción de viviendas con aportaciones de clientes. En estos casos las empresas contratan un seguro de caución.

Seguros voluntarios

1. Seguros de responsabilidad civil de directivos y administradores. Es un seguro que protege a los administradores legales y directivos de una empresa de posibles responsabilidades civiles en la gestión de la propia empresa.

2. Seguros multirriesgo. Estos seguros cubren distintos riesgos en una única póliza. En este tipo de seguros se incluye el conocido seguro de incendios, pero también se recogen coberturas y garantías de protección del contenido y continente de una oficina, local comercial, nave industrial o cualquier otra instalación con actividad empresarial.

3. Seguros de transportes. En aquellas actividades relacionadas con el transporte es recomendable la contratación de un seguro que cubra las mercancías transportadas.

4. Seguros de crédito. Las empresas que realizan ventas a nivel internacional, especializadas en la exportación y que trabajan con muchos clientes empresariales suelen contratar un seguro de crédito que les reduce los riesgos de impago.

5. Seguros de salud. Algunas empresas contratan seguros de salud para sus empleados. Además de tener ventajas fiscales, estos seguros son una herramienta de fidelización y retención de los empleados.

6. Seguros de vida y pensiones. Igual que en el seguro de salud, las empresas contratan seguros de vida y pensiones a favor de sus empleados como una forma de fidelizarlos y retenerlos en la empresa.

7. Seguros de responsabilidad civil de animales. Aquellas empresas que son propietarias de animales tienen la posibilidad de contratar un seguro de responsabilidad civil de animales. En el caso de perros de razas consideradas peligrosas la contratación de estos seguros es obligatoria. Este tipo de seguros se suelen ampliar a nivel de coberturas con garantías de salud de los animales, servicios veterinarios, recogida e incineración.

8. Seguros de pérdidas pecuniarias o “lucro cesante”. Las empresas que necesitan cubrir el riesgo de pérdidas de beneficio por paralización de la actividad a raíz de un riesgo de daños suelen contratar este tipo de seguros. A veces, este tipo de seguros se integra en el seguro de multirriesgos.

9. Seguros de asistencia en viaje. Las empresas cuyos empleados realizan numerosos viajes profesionales pueden contratar un seguro de asistencia en viaje. Estos seguros cubren distintos riesgos relacionados con el viaje (pérdida del vuelo, pérdida de maletas, robo de equipaje, accidente, …).

10. Seguros agrarios combinados. Las empresas que realizan su actividad en el ámbito de la agricultura, ganadería y pesca pueden contratar seguros especiales contra daños para reducir sus riesgos empresariales.

La Mutua de Ingenieros de Catalunya ofrece amplias soluciones aseguradoras para empresas. Estas soluciones cubren tanto los seguros obligatorios como los voluntarios de las empresas.

Continuar leyendo →

31Mar

¿Qué cubre un seguro de decesos?

admin
By , Febrero 29th, 2016 | Sin categoría | 0 Comentarios

¿Qué son los seguros de decesos?
Los seguros de decesos son seguros relacionados con las personas, siendo un seguro de personas como lo puede ser el seguro de salud o el seguro de accidentes.

¿Cuáles son las coberturas de un seguro de decesos?
Un seguro de decesos cubre los gastos originados por la muerte del asegurado. Estos gastos cubiertos son los generados por los gastos del sepelio o incineración, los gastos del funeral y si procede los gastos relativos al traslado del cadáver.

En este seguro la aseguradora puede asumir la prestación del servicio funerario o indemnizar los gastos correspondientes. De ahí que haya dos modalidades de coberturas y garantías en este seguro:
– La prestación de los servicios funerarios
– La indemnización para cubrir los gastos funerarios.

Las coberturas y garantías de la póliza de decesos cubren a todos los asegurados que figuren en el seguro. En este tipo de seguros es muy habitual asegurar a toda la unidad familiar.

Es importante conocer que al contratar un seguro de decesos es habitual que exista un periodo de carencia que suele ser de seis meses. Es decir, en este periodo de carencia el seguro no cubre a los asegurados. Estas normas están orientadas a prevenir posibles fraudes.

La garantía y cobertura básica de un seguro de decesos es el servicio funerario, incluida la incineración. En la garantía básica se suele establecer un importe máximo de cobertura.
Además de la garantía básica en un seguro de decesos se pueden contratar opcionalmente otras coberturas como pueden ser:
– Invalidez Total y Permanente
– Capital adicional por muerte por accidente
– Subsidio diario (90 a 180 días) por hospitalización
– Traslado desde el extranjero al lugar de residencia
– Traslado del cadáver al país originario.

¿Quién puede asegurarse?
Se pueden asegurar todas las personas. Solo hay un límite de edad en la contratación y este límite suele fijarse en los 70 años. Si una persona supera el límite de edad la opción que tiene es contratar un seguro a prima fija, es decir, un pago único. En estos casos el pago único es una cifra muy elevada.

¿Cuánto dura un contrato de un seguro de decesos?
Los seguros de decesos se renuevan automáticamente. Es importante conocer que la aseguradora no podrá cancelar la póliza al asegurado por razones de su salud o edad.

¿Cómo son las primas en los seguros de decesos?
Existen distintas fórmulas para calcular la prima de un seguro de decesos. Puede ser a prima única (un único pago) o prima periódica (mensual, semestral, anual, …). En el cálculo de la prima influyen sobre todo los siguientes factores: edad y ubicación geográfica. Ya no se pueden tener en cuenta los factores de género a la hora de calcular el precio del seguro. Existen distintos tipos de primas:
Prima nivelada: es una prima fija y constante a lo largo de la vida del seguro. Su importe se calcula para que el exceso de primas pagadas al inicio compense el déficit hacia el final de la vida del asegurado.
Prima natural: es una prima variable que va evolucionando con la edad del asegurado. En esta modalidad el asegurado paga una prima baja cuando es joven, pero paga una prima muy alta cuando tiene una edad avanzada.
Prima mixta: es una combinación de las primas natural y nivelada. Así, en un principio el asegurado paga en función de su edad, como en la modalidad natural, pero cuando llega a determinada edad la prima se nivela y se mantiene constante

¿Por qué un seguro de decesos?
Un seguro de decesos es más que un seguro. Es una prestación y ayuda de la aseguradora en un momento muy difícil en la vida de una familia como es el fallecimiento de uno de sus miembros. El valor y la utilidad de un seguro de decesos va mucho más lejos que la cobertura de gastos de sepelio. Estamos ante un completo y eficaz servicio que realiza una aseguradora que busca garantizar un sepelio digno. Además, es una forma de ahorro para aquellas economías familiares débiles a las que un imprevisto como un fallecimiento puede generar un contratiempo y una deuda económica no deseada. Finalmente, uno de los servicios más valorados en un seguro de decesos es que la aseguradora presta el servicio de ayudar a la familia con todos los trámites requeridos, algo que no es fácil en los momentos de duelo. En ese sentido, tener un seguro de decesos es pagar por un servicio y no sólo por el coste, casi siempre imprevisto, de un entierro.

La Mútua dels Enginyers, conscientes de la utilidad de este servicio, a través de su Correduría, dispone a precio especial de colectivo el seguro de decesos Asistencia Familiar Plus con la compañía Santa Lucía.

Continuar leyendo →

29Feb

SIALP: nuevo producto de ahorro

admin
By , Noviembre 10th, 2015 | Vida y bienestar del ingeniero, Vida y bienestar del ingeniero, Vida y bienestar del ingeniero, Vida y bienestar del ingeniero, Vida y bienestar del ingeniero, Vida y bienestar del ingeniero | 0 Comentarios

En el año 2015 ha entrado en vigor una reforma fiscal que ha incluido nuevas opciones para los ahorradores. Una de estas opciones es un nuevo producto de ahorro denominado Plan de ahorro a largo plazo.

Los Planes de ahorro a largo plazo son un nuevo producto o instrumento de ahorro, que se realiza entre el contribuyente y la entidad financiera o aseguradora, está dirigido principalmente a pequeños inversores.

Actualmente existen dos tipos de planes de ahorro a largo plazo:
• SIALP: son seguros Individuales de Vida/Ahorro a Largo Plazo.
• CIALP: son Cuentas Individuales de Ahorro a Largo Plazo.

Ambos productos, tanto los SIALP como los CIALP son productos de ahorro que pretenden fomentar el ahorro a largo plazo.

Los planes de ahorro a largo plazo establecen una exención para los rendimientos positivos obtenidos en seguros de vida y depósitos bancarios, siempre y cuando cumplan una serie de requisitos.

Los SIALP son por lo tanto una fórmula de ahorro, es decir, son planes de ahorro que combinan seguridad, ventajas fiscales y una atractiva rentabilidad.

Los SIALP se encuentran regulados en la Disposición adicional vigésima sexta Planes de Ahorro a Largo Plazo de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio.

Podemos decir que las principales ventajas de los SIALP son:
• Una rentabilidad atractiva
• Liquidez y seguridad
• Ofrecen cobertura en caso de fallecimiento
• Ventajas fiscales

Si estás interesado en este nuevo producto de ahorro es importante conocer algunas de las principales características de los SIALP:
• La apertura de un Plan de ahorro a largo plazo SIALP, se produce en el momento en el que se pague el primer plazo de la prima o primera aportación.

• No pueden superar los 5.000 euros anuales, las aportaciones anuales a los Planes ahorro a largo plazo no pueden superar los 5.000 euros.

• Exenciones fiscales, los rendimientos derivados de los SIALP están exentos de IRPF, siempre y cuando no se realice ninguna disposición en cinco años desde su apertura. Es decir, los rendimientos generados solamente estará exentos de tributar si han transcurrido al menos 5 años desde la primera aportación.

• En el caso de incumplirse el límite de aportaciones anuales, se pierde la ventaja fiscal y la entidad aseguradora deberá efectuar una retención fiscal correspondiente sobre los rendimientos del capital obtenidos desde la apertura del plan.

• Podrán retirarse las aportaciones en cualquier momento: pero han de retirarse en su totalidad, no es posible retirar parcialmente. En el caso de incumplirse no estará exento de tributar en el IRPF.

• Un plan de ahorro por contribuyente: solamente podrá ser titular de forma simultánea de un plan de ahorro a largo plazo.

• Garantizan al contribuyente la percepción al vencimiento del Plan de ahorro, de al menos un 85% de las aportaciones efectuadas.

Si estás buscando asesoramiento sobre tu pensión de jubilación y tu ahorro a largo plazo la Mútua dels Enginyers tiene un amplio servicio de gestión patrimonial y previsión social.

Continuar leyendo →

10Nov
Back to top

Mutua Valors

Mutua Valors