El seguro de dependencia, la tranquilidad de estar cubierto en los malos momentos

¿Qué es la dependencia?

Tal y como expresa el Libro Blanco de la Dependencia, elaborado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, la dependencia es “la necesidad de ayuda o asistencia importante para la realización de las actividades de la vida diaria”.

Es importante saber que cualquier persona podría caer en situación de dependencia; no es necesario llegar a una edad avanzada. Ésta puede ser consecuencia de un accidente o una enfermedad grave, que podría suceder en cualquier momento de nuestra vida. Además, puede ser física o psíquica.

En España, residen más de 1.125.000 personas dependientes. En general, la dependencia afecta más a las mujeres (24,5%) que a los hombres (13%). Teniendo en cuenta que la esperanza de vida es cada vez mayor, anticipar que cualquier persona en algún momento podría estar en situación de dependencia es importante. Por ello, contamos con los seguros de dependencia.

La función de los seguros que cubren la dependencia

Los seguros de dependencia nos ofrecen una solución a los problemas económicos a los que se enfrentan las personas o las familias ante la posibilidad de tener una persona dependiente a su cargo.

En el año 2019 en España había, aproximadamente, 250.000 personas pendientes de recibir ayudas económicas o algún tipo de asistencia. Se estima que esta cifra aumente día tras día. Y, frente a unas listas de espera considerables, los seguros privados parecen ser la única solución.

Los tipos de dependencia que cubrimos

No todas las personas en situación de dependencia la padecen de la misma forma, sino que encontramos distintos grados. Uno de ellos es la Dependencia Severa. En ésta, la persona necesita ayuda para realizar diversas actividades básicas de su vida cotidiana, dos o tres veces al día, pero no requiere la ayuda permanente de cuidadores o de un apoyo externo para su autonomía personal.

Del mismo modo, encontramos la Gran Dependencia, el grado más alto. Una persona con este grado de dependencia es aquella que ha perdido completamente su autonomía física, que tienen su capacidad mental, intelectual o sensorial significativamente disminuidas y que, como consecuencia necesita el apoyo continuado de otra persona para su cuidado.

No todos los seguros son iguales

Como la dependencia comprende un espectro muy amplio, con distintos grados y distintas necesidades que cubrir, es importante que los seguros sean lo más adaptables posible.

Entre los elementos a tener en cuenta, uno de los más importantes es el tiempo de la duración de la cobertura. No es lo mismo un seguro que nos ofrezca una cobertura a lo largo de toda nuestra vida que un seguro que quede automáticamente cancelado cuando se cumpla una edad determinada. Además, también es importante fijarnos en el coste. Hay algunos seguros que mantienen la misma cuota año tras año y otros que incrementan el precio a medida que te haces mayor.

En estas situaciones, La Mutua está a tu lado

En general, aquello que puede determinar qué seguro puede funcionar mejor para nosotros es el grado de dependencia que queremos cubrir. Por eso, desde La Mutua ofrecemos dos coberturas que se pueden adecuar a lo que buscamos.

La primera está centrada en aquellas personas con Gran Dependencia, y cubre a la persona asegurada mientras viva. Consiste en el pago de una renta mensual vitalicia en el caso de que la persona asegurada quede en situación de gran dependencia. Además, la prestación se abona sin importar la edad en la que se causa esta situación de dependencia.

La otra cobertura va destinada a aquellas personas que se encuentren en una situación de Dependencia Severa. Con esta modalidad de cobertura, se abona una renta mensual temporal, y tiene una duración de 60 mensualidades. Como en la cobertura anterior, esta prestación cubre a la persona asegurada mientras viva.

Puedes consultar toda la información sobre su contratación en este enlace.

También te puede interesar ...

testament

Los costes de no hacer testamento

No es necesario contar con un gran patrimonio para planificar una herencia. A nivel personal o en la empresa, hay que estructurar la sucesión. Al final, se trata de hacer los deberes y evitar conflictos familiares y situaciones desagradables para minimizar riesgos.

¿Qué seguros debo tener en mi empresa?

Cuáles son los seguros de empresas que nos permiten una cuidadosa gestión de los riesgos. Os mostramos una agrupación ordenada de los cientos de modalidades de pólizas de seguros de empresa que podemos encontrar en el mercado; tanto obligatorias como voluntarias

El teletrabajo ha llegado para quedarse: las empresas y trabajadores/as prefieren un modelo híbrido

Un año y medio después del inicio de la pandemia, el teletrabajo se ha implementado como una medida no solo para la protección que ofrece a los trabajadores y trabajadoras, sino también para los beneficios que comporta el hecho de poder trabajar desde casa. El año 2019, solo un 4,8% de los españoles trabaja desde casa, cifra que aumentó hasta el 34% durante el confinamiento, y que se ha estabilizado desde entonces. El teletrabajo ha llegado para quedarse.

Energía renovable

Cómo integrar la compra de energía en un modelo sostenible

Durante los últimos años la energía ha ido tomando un papel cada vez más importante en las empresas, convirtiéndose en una categoría estratégica para muchas compañías. Por otro lado, la sostenibilidad y el compromiso con el medio ambiente toman cada vez más protagonismo en las actividades empresariales.