Buscar

¿Qué hay que saber para pedir una baja temporal?

Ir a trabajar parece ser una tarea cotidiana y fácil, por eso, muchas veces no pensamos que puede ser que algún día no podamos hacerlo. ¿Qué pasa cuando no puedo ir a trabajar, por ejemplo, por una enfermedad grave? Tengo que pedir una baja temporal. En este post encontrarás todo lo que tienes que saber para hacerlo.

¿En qué casos puedo pedir una baja temporal y qué me cubrirá?

Durante la vida laboral podremos pedir una baja por cuatro razones: enfermedad, cirugía mayor, accidente laboral o maternidad. Todas cubren al trabajador de formas diferentes, pero todas tienen en común la base reguladora. Este término es el resultado de dividir lo que ha cobrado el trabajador el mes anterior a la baja entre treinta días.

  • Enfermedad o accidente: este tipo de baja depende de la situación en la cual sucede el accidente o se inicia la enfermedad. Si es dentro del ámbito laboral, se trata de una contingencia profesional. En este caso, la empresa da al trabajador un 75% de su base reguladora desde el primer día de baja. En cambio, si la situación se produce fuera del ámbito laboral, se llama contingencia común. Esta es diferente, porque la empresa empieza a dar el 60% de la base común al cuarto día de baja y solo llega al 75% a partir del día 21. En ambos casos la empresa suspende el contrato del trabajador de forma temporal, hasta que pueda volver.
  • Cirugía: como se trata de una intervención quirúrgica que seguramente requerirá el reposo del paciente un tiempo determinado, es imposible que éste vaya a trabajar. Es por eso que la empresa cubre el 100% de la base reguladora desde el primer día. Este tipo de baja puede llegar a los 365 días y se puede prorrogar ciento ochenta días más si hay posibilidad de recuperación.
  • Maternidad: la madre puede pedir este tipo de baja desde el momento en el que nace el bebe. Aunque la empresa da el 100% de la base reguladora a la trabajadora, la protección más grande que puede ofreces la baja por maternidad es que no te pueden despedir. Solo pueden hacerlo en el caso de que la empresa sufra una recesión económica. Cabe destacar que en los casos de adopción también se puede pedir una baja, siempre que el niño sea menor de seis años o sea un adolescente menor de dieciocho con discapacidad.

¿Qué necesito para pedirla?

Los requisitos varían según el tipo de baja. En los casos de enfermedad o accidente, el trabajador tiene que estar afiliado y dado de alta en la Seguridad Social. Además si se trata de una enfermedad común, tiene que haber cotizado ciento ochenta días en los cinco años previos. Aun así, si ha sufrido un accidente, no necesita ninguna cotización.

La baja por cirugía la tiene que dar un médico de la sanidad pública. Este hace un informe de baja que se tiene que enviar a la empresa con tal de corroborarla. Si por algún motivo la baja se alarga, el médico tendrá que realizar un nuevo informe. Para poder acceder a esta protección laboral, se tiene que haber cotizado ciento ochenta días previos en los últimos cinco años.

Al dar a luz, la madre tiene que hacer una solicitud al Instituto Nacional de la Seguridad Social. A esta se le añade la presentación del DNI, NIE o pasaporte y el libro de familia. Dependiendo de la edad de la mujer, tendrá que haber cotizado una cantidad de días previos.

El peligroso incumplimiento de la baja

Hemos visto que los diferentes tipos de bajas tienen derechos propios, pero la cuestión más importante que se tiene que tener en cuenta es que el trabajador no tiene que trabajar en ninguna de las situaciones. Esto es clave, porque si se presenta una inspección laboral, el trabajador podría ser sancionado. Solo se permite que la persona trabaje si tienes otro trabajo compatible con su situación.

La Mutua de los Ingenieros a tu lado

En La Mutua queremos ayudarte por si tienes que coger una baja temporal. Es por ello que te ofrecemos la prestación por Baja Temporal, para que solo te tengas que ocupas de una recuperación tranquila.

También te puede interesar ...

Las revoluciones y la historia de la ingeniería

La ingeniería es una disciplina que, aunque pueda parecer muy contemporánea, ha existido siempre. Gracias a la ingeniería y a los inventos derivados de ella, el ser humano ha logrado desarrollarse y avanzar hasta la sociedad en la que vivimos actualmente.

Cinco libros sobre ingeniería que todo ingeniero/a tiene que leer

El hábito de la lectura es algo que se adquiere con la práctica y la correcta elección de los libros. El texto indicado puede despertar al lector que llevas dentro. Por eso, si eres ingeniero, estás estudiando ingeniería o simplemente es un mundo que te apasiona, en este artículo te presentamos una lista de cinco libros imprescindibles para ti.

Rompiendo estereotipos: Diez mujeres STEM de las que no te habrán hablado

Según los datos proporcionados por la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Cataluña (AQU), el porcentaje de mujeres que estudian carreras STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) es del 29’49%. De este porcentaje, el 57’37% corresponde a carreras científicas mientras que en los campos de la tecnología, las ingenierías y las matemáticas, las mujeres representan menos del 40% del alumnado. Estas cifras son alarmantes y muestran la falta de referentes femeninos y, en definitiva, de reconocimiento público del trabajo de la mujer en los campos STEM. Solo rompiendo con estos estereotipos de género conseguiremos fomentar su interés por estas carreras y empezar a agrietar el techo de cristal y causar un impacto relevante en la brecha de género.