La industria 4.0 o la Cuarta Revolución Industrial

Industria 4.0 o Cuarta Revolución Industrial son términos que, cada vez más, surgen en proyectos de ingeniería y de economía. La transformación digital que ha revolucionado las telecomunicaciones, los viajes, los medios de comunicación o la informática ha llegado a la industria.

La tecnología está revolucionando la cultura industrial y, con ello, la forma de concebir y producir nuevos productos industrialmente. La automatización de procesos, la robotización, la inteligencia artificial, la computación en la nube, el internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la digitalización de los procesos, el big data, la nanotecnología, los nuevos materiales, las nuevas formas de obtener energías, la ciberseguridad, el desarrollo informático y las nuevas capacidades de aprendizaje de las máquinas están dando forma a una nueva era industrial.

Industria inteligente, ciberindustria, industria 4.0 o Cuarta Revolución Industrial se refieren a lo mismo: a una nueva industria totalmente digitalizada con una evolución y un desarrollo exponencial en un entorno de avances y cambios como nunca se vieron antes. El origen de estos conceptos se empezó a gestar y hacer público en el año 2011, en el Salón de la Tecnología Industrial de Hannover, en Alemania.

 

Esta revolución sigue los pasos de las otras tres revoluciones históricas en la industria: la primera marcó el paso de la producción manual a la mecanizada, entre 1760 y 1830; la segunda, alrededor de 1850, trajo consigo la electricidad y permitió la manufactura en masa; la tercera, de principios de este siglo, fue fruto de la conjunción de internet y las energías renovables. Ahora, este cuarto proceso transformador crea un nuevo escenario con un inmenso avance tecnológico y una nueva cultura de relación entre las personas y las máquinas.

 

Ante esta nueva realidad, los distintos países están desarrollado sus propias estrategias para impulsar y aprovechar las ventajas de esta nueva era industrial. Por ejemplo, el proyecto español Industria Conectada 4.0 apuesta por la financiación y el apoyo de proyectos de digitalización en la industria, tal y como recoge en su página web.

 

El Foro Económico Mundial está difundiendo los avances de esta nueva revolución con sesiones y publicaciones como la de la web. Para el Foro Económico Mundial, las características y los beneficios e impactos de esta nueva era industrial son:

  • Disrupción empresarial
  • Fusión de tecnologías
  • Innovación y productividad
  • Gobernanza ágil
  • Seguridad y conflictos
  • Desigualdad
  • Ética e identidad
  • Perturbaciones en empleos y habilidades

La Cuarta Revolución Industrial no solo supone un gran reto para la ingeniería, sino que será una nueva fuente de oportunidades y crecimiento profesional para los jóvenes ingenieros.

También te puede interesar ...

autònoms

Las alternativas de los autónomos al RETA

Los últimos datos del ministerio de Trabajo arrojan una cifra de 3.258.612 autónomos en el mercado español durante el mes de octubre de 2018, lo que supone un aumento del 1,27% sobre el mismo mes del año pasado.

asesoramiento financiero

Empresas independientes de asesoramiento financiero EAFI .¿Qué ventajas ofrecen para el inversor?

Las EAFI son empresas independientes de asesoramiento financiero. Ventajas: independencia de las entidades financieras, supervisadas per la Comisión Nacional del Mercado de Valores, no vende instrumentos financieros sólo asesora de forma personalizada sobre ellos, hace un seguimiento independiente del mercado, reduce costes de intermediación. La Mutua de los Ingenieros tiene su EAFI: Mutuavalors

Ingenieros sin fronteras

Actualmente existen asociaciones sin ánimo de lucro centradas en la cooperación para el desarrollo con el fin de garantizar el acceso universal a servicios básicos

¿Realmente es necesario hacer testamento?

Desde el punto de vista legal no es ninguna obligación otorgar testamento. La ley ya establece cuáles deben ser los herederos en caso de que no haya testamento, además, otorgar testamento no aporta ninguna ventaja fiscal respecto a no hacerlo. Por lo tanto se puede pensar que es un trámite prescindible, que no aporta ningún valor.