La industria 4.0 o la Cuarta Revolución Industrial

Industria 4.0 o Cuarta Revolución Industrial son términos que, cada vez más, surgen en proyectos de ingeniería y de economía. La transformación digital que ha revolucionado las telecomunicaciones, los viajes, los medios de comunicación o la informática ha llegado a la industria.

La tecnología está revolucionando la cultura industrial y, con ello, la forma de concebir y producir nuevos productos industrialmente. La automatización de procesos, la robotización, la inteligencia artificial, la computación en la nube, el internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la digitalización de los procesos, el big data, la nanotecnología, los nuevos materiales, las nuevas formas de obtener energías, la ciberseguridad, el desarrollo informático y las nuevas capacidades de aprendizaje de las máquinas están dando forma a una nueva era industrial.

Industria inteligente, ciberindustria, industria 4.0 o Cuarta Revolución Industrial se refieren a lo mismo: a una nueva industria totalmente digitalizada con una evolución y un desarrollo exponencial en un entorno de avances y cambios como nunca se vieron antes. El origen de estos conceptos se empezó a gestar y hacer público en el año 2011, en el Salón de la Tecnología Industrial de Hannover, en Alemania.

 

Esta revolución sigue los pasos de las otras tres revoluciones históricas en la industria: la primera marcó el paso de la producción manual a la mecanizada, entre 1760 y 1830; la segunda, alrededor de 1850, trajo consigo la electricidad y permitió la manufactura en masa; la tercera, de principios de este siglo, fue fruto de la conjunción de internet y las energías renovables. Ahora, este cuarto proceso transformador crea un nuevo escenario con un inmenso avance tecnológico y una nueva cultura de relación entre las personas y las máquinas.

 

Ante esta nueva realidad, los distintos países están desarrollado sus propias estrategias para impulsar y aprovechar las ventajas de esta nueva era industrial. Por ejemplo, el proyecto español Industria Conectada 4.0 apuesta por la financiación y el apoyo de proyectos de digitalización en la industria, tal y como recoge en su página web.

 

El Foro Económico Mundial está difundiendo los avances de esta nueva revolución con sesiones y publicaciones como la de la web. Para el Foro Económico Mundial, las características y los beneficios e impactos de esta nueva era industrial son:

  • Disrupción empresarial
  • Fusión de tecnologías
  • Innovación y productividad
  • Gobernanza ágil
  • Seguridad y conflictos
  • Desigualdad
  • Ética e identidad
  • Perturbaciones en empleos y habilidades

La Cuarta Revolución Industrial no solo supone un gran reto para la ingeniería, sino que será una nueva fuente de oportunidades y crecimiento profesional para los jóvenes ingenieros.

También te puede interesar ...

La Mutua de los Ingenieros y el CEEC premiarán la emprendeduría y la sostenibilidad en la VI edición de la Nit de l’Eficiència

En el marco de su décimo aniversario, el Clúster de l’Energia Eficient de Catalunya (CEEC) celebra este año la VI edición de la Nit de l’Eficiència. El acontecimiento, que se ha convertido en el punto de encuentro de referencia de los principales agentes del sector, tendrá lugar el próximo 21 de junio, a las 19:30 horas, en el Auditorio Cosmocaixa de Barcelona.

Las claves del Value Investing

El value investing básicamente, consiste a conseguir las mejores rentabilidades a largo plazo aprovechando las fluctuaciones de las cotizaciones a corto plazo, y esto los gestores lo hacen posible comprando acciones de empresas a un precio bajo.

¿Qué es un EAFI?

Las EAFI son empresas de asesoramiento financiero. La EAFI es una figura dentro de las empresas del sector de servicios de asesoramiento financiero y gestión

Las carreras STEM se descartan por su dificultad y por falta de orientación

Cada vez hay menos matriculaciones en carreras del ámbito STEM. Según datos del Sistema Universitario Español del Ministerio de Educación, el porcentaje de alumnos matriculados en las carreras científicas y tecnológicas ha disminuido en los últimos cinco cursos un 26,9% en la rama de Ingeniería y Arquitectura, y un 2,5 % en la rama de Ciencias.