El infarto: ¿qué es, qué síntomas tiene y qué hacer para intentar evitarlo?

No sabemos lo bien que estamos hasta que dejamos de estarlo, y es que la salud no se valora hasta que se empieza a perder. Aun que cada vez la medicina está más desarrollada, lo cierto es que, paralelamente, mucha más gente enferma por varias causas, como el estilo de vida.

En nuestro país, las enfermedades cardiovasculares, como el infarto, tienen una gran incidencia y es importante que sepamos por qué ocurre y qué podemos hacer para intentar evitarlo en la medida de lo posible.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alguien sufre un ataque cardiaco cuando su corazón deja de recibir oxígeno y nutrientes a través de las arterias coronarias. Si el bloqueo es súbito, se trata de un infarto de miocardio y si es parcial, es una angina de pecho.

El síntoma más conocido es el dolor en el pecho y sensación de presión que puede irradiar hacia los brazos, el hombro izquierdo, la mandíbula o la espalda. Otros síntomas son la dificultad para respirar, mareos, sudor frío y vómitos.

El infarto, una de las principales enfermedades en nuestro país

Cada año en España, cerca de 228.000 personas sufren algún tipo de episodio cardiovascular, unos 120.000 ictus y cerca de 108.000 infartos y anginas de pecho, según datos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).En relación a la incidencia del infarto por sexo, en nuestro país, los hombres lo sufren más del doble que las mujeres. Además, si en los hombres la prevalencia del infarto suele comenzar a partir de los 40-50 años, en las mujeres a estas edades la incidencia del infarto es menor.

Por otra parte, solemos pensar que los infartos les ocurren a personas de la tercera edad que han descuidado su estilo de vida. Sin embargo, este problema de salud ocurre cada vez con más frecuencia en personas que están en la tercera, cuarta o quinta década de su vida.

Consejos para prevenir un infarto

Aun que en muchos casos existe una predisposición genética, existen varias pautas para prevenir un infarto y/o los principales factores de riesgo cardiovascular:

Dejar de fumar: el tabaquismo acelera la frecuencia cardíaca, contrae las arterias principales y puede ocasionar alteraciones en el ritmo de los latidos del corazón. Es el principal factor de riesgo en personas jóvenes.

Vigilar el nivel de colesterol: se deben mantener unas cifras adecuadas con una dieta baja en grasas y ejercicio.

Controlar la hipertensión arterial: es fundamental seguir una dieta baja en sal y practicar ejercicio a diario.

Controlar la diabetes: las personas diabéticas tienen más posibilidades de sufrir infartos. Por esa razón, deben tener mucho cuidado con la dieta, hacer ejercicio y llevar a raya su medicación, en caso de tenerla.

Realizar ejercicio físico: es fundamental porque controla todos los factores de riesgo y entrena el corazón. Se debe practicar actividad física moderada, de unos 30 minutos al día, durante 5 días a la semana como mínimo.

Con el seguro de enfermedades graves cuidaremos de ti

En La Mutua de los Ingenieros sabemos lo que es más importante para ti y por eso, hemos diseñado un seguro de enfermedades graves, que cubre con un capital a una persona diagnosticada de cáncer, accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, esclerosis múltiple, Alzheimer o ceguera.

Dentro de las respuestas adaptativas a una dolencia grave se pueden observar los ajustes de tipo económico, en los cuales resulta indispensable considerar la pérdida de capacidad económica de la familia por concepto de consultas, medicamentos y hospitalización, además de la disminución del ingreso económico por la incapacidad del enfermo para trabajar. Con este nuevo seguro cuidaremos de ti para que en caso de enfermedad grave evites tener preocupaciones económicas.

Déjate asesorar por nuestros profesionales y descubre qué seguro de enfermedad grave te puede interesar más. Contacta con nosotros y solicita ya tu presupuesto.

También te puede interesar ...

seguro de vida

El seguro de vida: ese gran desconocido

Aunque cueste dar el paso y realizar las gestiones pertinentes, tenerlo todo bien cubierto produce una sensación de tranquilidad y de alivio. Aunque podamos parecer fatalistas, debemos ser conscientes de que en cualquier momento la vida puede dar un vuelco, dejando a su paso una situación comprometida para nuestros familiares.

¿Cuánto cuesta heredar en España?

A diferencia de lo que popularmente se cree, cuando el fallecido no deja testamento, la herencia no va al Estado. Sólo si nadie reclama la herencia, pasados 30 años, se la queda el Estado.

¿Cómo puedo saber si invertir en productos conservadores o arriesgados?

Para dar una respuesta a esta pregunta es importante determinar mi perfil como inversor, es el primer paso y el punto de partida para la posterior toma de decisiones financieras ya que nos facilitará la tarea de selección de aquellos productos financieros que encajan con nuestras necesidades y preferencias.