assegurança de vida

¿Qué vale mi vida?

¡Mi vida no tiene precio! Esta sería la respuesta de la gran mayoría de nosotros a la pregunta de cuánto vale nuestra vida. En una sociedad regida por un capitalismo feroz y donde todo tiene un precio, la única cosa que el dinero no pueden hacer (de momento) es evitar la muerte. A día de hoy, con dinero lo podemos comprar casi todo: bienes materiales, servicios o incluso ideales o valores humanos. Pero volviendo a la pregunta inicial, realmente ¿mi vida no tiene precio? Antes que nada, debemos dejar de vincular la cuestión a la cantidad de dinero que estaríamos dispuestos a aceptar a cambio de nuestra muerte, y entenderla como la garantía económica que dejaríamos a nuestras personas más cercanas en caso de que un día faltáramos de forma inesperada.

Es en este momento es cuando aparece la opción de contratar un seguro de vida. A cambio de una cuota mensual y después de la muerte del asegurado, uno o varios beneficiarios designados por el contratante recibirán una prestación económica. No obstante, la cantidad económica de esta prestación dependerá de las condiciones previamente pactadas entre aseguradora y asegurado de forma que para recibir una mayor prestación, mayor será la cuota a pagar.

Es evidente pero no todo el mundo tiene las mismas necesidades a la hora de contratar un seguro de vida, y hay situaciones familiares más propensas a la contratación de este servicio. Una hipoteca, los estudios universitarios de tus hijos o simplemente proteger tu familia ante la posible muerte del asegurado son factores que pueden favorecer la contratación de este seguro personal.

En la Mutua, aseguramos el futuro de tu familia 

En la Mutua somos capaces de entender que existen sensibilidades muy diferentes y, por eso, trabajamos para mejorar cada día las coberturas y las prestaciones de cada modalidad porque se adapten a tus necesidades y a las de los tuyos.

  • Vida Básico. Esta cobertura garantiza que, ante la muerte del asegurado, la Mutualidad pagará, a los beneficiarios de la prestación, el capital establecido en el documento de suscripción.
  • Vida TemporalEn esta, se garantiza el pago de la cantidad establecida en el documento de suscripción tanto en caso de muerto como de invalidez permanente y absoluta del asegurado.
  • Renta de Estudios. Esta tercera modalidad garantiza una pensión mensual al hijo o hijos en caso de muerto o de invalidez permanente y absoluta del asegurado. El beneficiario de esta cobertura podrá disfrutar hasta los 28 años, momento en que el contrato llega a su fin.

Según datos de la ICEA (Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones) de 2017, la contratación de seguros de vida ha aumentado. Las compañías aseguradoras han obtenido unos ingresos superiores a los 21.800 millones de euros en la contratación de este servicio, hecho que evidencia la tendencia a la alza en la contratación de este seguro personal.

Desde La Mutua de los Ingenieros te asesoramos y te ayudamos a calcular cuál es el importe de la cuota a pagar en función de la prestación y el servicio elegido a través de nuestro simulador web.

Sabemos que tu vida no tiene precio, pero trabajamos para que tu familia tenga su futuro garantizado y asegurado.

También te puede interesar ...

Las Smart Cities

¿Qué son las Smart Cities? Las Smart Cities, también denominadas ciudades inteligentes, se pueden definir como aquellas ciudades en las que se aplican las nuevas