¿Cuánto debo ahorrar para mi jubilación?

Las últimas noticias en torno al agotamiento de la «hucha de las pensiones» y sobre la evolución demográfica de una población cada vez más envejecida no auguran un buen futuro a las pensiones tal como las conocemos hoy en día. Esta realidad refuerza la idea de crear una cultura de ahorro para la jubilación independientemente de los sistemas públicos.

La mayoría de las personas ven muy lejos el momento de jubilarse, y es exactamente esa percepción la que dificulta el ahorro periódico para la jubilación. Las pensiones estatales ofrecen una imagen de mayor seguridad de la que el sistema público puede garantizar realmente. Esto genera, para las personas, una imagen irreal de la verdadera situación de un sistema que con la estructura actual es insostenible.

El ahorro periódico de forma privada para la jubilación es la mejor solución y herramienta para construir con garantías una pensión para el futuro. Las principales claves para saber cuánto ahorrar para la jubilación son las siguientes:

1. La edad es la principal clave. Cuanto antes empecemos ahorrar, menos tendremos que ahorrar al mes y podremos construir un capital importante para la jubilación. Nunca es tarde para ahorrar, pero cuanto antes se empiece mejores resultados se obtendrán. No es lo mismo empezar a ahorrar a los cincuenta años que a los veinticinco. Cuanto antes se inicie el hábito de ahorrar para la pensión, mayor será el capital acumulado y menor el esfuerzo. Lógicamente, si se empieza a ahorrar a los cincuenta años, el esfuerzo mensual será muy alto y el margen del tiempo para construir ese capital será muy reducido.

2. El preahorro es el mejor sistema. Dentro de la cuestión de cuánto se debe ahorrar para la jubilación, cabe indicar que lo primero que hay que poner en práctica es un sistema de ahorro efectivo. Y uno de los mejores sistemas es el preahorro. Este consiste en asignar el ahorro a principios de mes, una vez que se ha cobrado la nómina. Por lo tanto, este ahorro se convierte en una especie de recibo mensual como lo es la factura del teléfono o de la luz. Una vez cargado en nuestra cuenta el «recibo de ahorro» para la jubilación ya no podremos gastarlo. La esencia de este sistema es ahorrar primero y gastar después.

3. Determinar el nivel de vida y de ingresos que necesitamos en la jubilación. No todas las personas tienen las mismas necesidades, aficiones, estilo de vida y gastos mensuales. Todos estos factores y muchos más condicionan el importe que se debe ahorrar para la jubilación si se quiere mantener el nivel de vida. Si se desea mantener un nivel de vida con altos gastos, el importe previsto mensualmente para la jubilación tendrá que ser alto.

4. Diversificación del ahorro. La forma de ahorrar también puede condicionar el importe que debe ahorrarse cada mes. Si nuestra aversión al riesgo es baja, podemos tener unos limitados ahorros mensuales en fondos de renta variable y bolsa con la confianza de que se multipliquen al llegar a la jubilación. En cambio, si somos muy conservadores en nuestras inversiones optaremos por renta fija e inversiones que traten de garantizar el capital aportado. Esto último implica una rentabilidad anual muy baja, lo que obliga a realizar un ahorro al mes importante para obtener un capital a su vez importante para la jubilación.

5. El nivel adquisitivo. Este factor es determinante en el ahorro para la jubilación. Los mayores salarios podrán dedicar un porcentaje mayor al ahorro para la jubilación siempre y cuando los gastos no sean exorbitantes. Las personas con ingresos limitados no podrán dedicar un porcentaje significativo al ahorro para la jubilación, ya que los gastos fijos prácticamente se comerán todos los ingresos mensuales.

Actualmente el ahorro privado se enfoca como un complemento a la pensión pública. Teniendo en cuenta que las previsiones con respecto a las pensiones públicas son que pierdan poder adquisitivo en comparación con las actuales, es importante que el peso del ahorro privado aumente para poder mantener el nivel de vida en la jubilación.

Es importante mencionar que los seguros ofrecen soluciones para el ahorro a largo plazo en forma de seguros de ahorro, planes de previsión asegurados (PPA), seguros de rentas y planes individuales de ahorro sistemático (PIAS).

En Mutuavalors somos expertos en asesoramiento financiero y le podemos ofrecer una atención y un asesoramiento personalizado en fondos de pensiones.

Para más información:
https://www.mutuavalors.com/es

También te puede interesar ...

Las mujeres en la ingeniería

Hay quien dice que en campos como la ingeniería solo han destacado hombres. Esa afirmación implicaría un gran desconocimiento de la historia de la ingeniería,