Buscar
Planes de Pensiones vs. Planes de Previsión Asegurados (PPA)

Planes de Pensiones vs. Planes de Previsión Asegurados (PPA)

Cuando se trata de plantear nuestro futuro financiero, debemos entender qué opciones tenemos disponibles para tomar la mejor decisión. Ésta recae en los tradicionales y más conocidos Planes de Pensiones y, los menos populares, Planes de Previsión Asegurados (PPA). ¡Profundicemos en sus principales diferencias para poder encontrar la opción que mejor se adapte a ti!

Planes de Pensiones vs. Planes de Previsión Asegurados

Los Planes de Pensiones son vehículos de inversión gestionados por las entidades financieras, entidades de fondos de pensiones o también entidades aseguradoras, y éstos tienen el objetivo de acumular la mayor rentabilidad posible para obtener ingresos estables durante tu jubilación, que te permitan complementar la pensión pública que recibiremos del Estado. Estos planes te permiten hacer aportaciones periódicas y flexibles, de tal forma que puedes adaptarlas según tus necesidades.

Los Planes de Previsión Asegurados están promovidos por entidades aseguradoras y, por normativa, tienen una visión más conservadora y garantizada de nuestros ahorros destinados a la jubilación. Estos planes acostumbran a tener una rentabilidad predeterminada y, que se conoce por adelantado, por lo tanto, en el caso de mantenerte en esta opción de inversión, se elimina gran parte de la incertidumbre que viene asociada a las fluctuaciones del mercado. Por lo tanto, en el momento de la jubilación, percibirás el importe que invertiste desde un inicio más la rentabilidad garantizada que hayas ido acumulando hasta ese momento.

Ten presente que también hay PPAs del mercado que, en su funcionamiento, no siempre están garantizados, y solamente están garantizados en una fecha concreta del futuro, que podría ser tu jubilación, y si solicitas salir antes de esta fecha también puedes asumir el riesgo de la valoración a precio de mercado de los activos que estén vinculados detrás del PPA. Sin embargo, hay PPAs en el mercado que sí que garantizan siempre el capital y una rentabilidad mínima, tanto en el momento de la jubilación como en cualquier otro momento previo a este acontecimiento.

Principales diferencias

  • Flexibilidad o rentabilidad garantizada: los Planes de Pensiones ofrecen una gama más amplia de opciones de inversión, con rendimientos variables según los mercados financieros y los distintos tipos de activos en los que se invierte, es decir, ofrecen una mayor flexibilidad, un mayor potencial de rentabilidad, pero también puede venir asociado a un nivel de riesgo más elevado. Por lo tanto, esta diversidad permite personalizar tu cartera de acuerdo a tus objetivos y a tu perfil inversor, es decir, tu tolerancia al riesgo. En cambio, los PPA tienen siempre una rentabilidad garantizada si lo mantienes hasta la fecha de tu jubilación y no permiten la misma flexibilidad ni tantas opciones de inversión distintas como los Planes de Pensiones. Esto puede aportar más seguridad y certeza, pero se pierde la posibilidad de optar a potenciales de rentabilidad más elevados en tu inversión.

Consulta con un equipo de expertos

La elección entre las dos opciones dependerá de tu tolerancia al riesgo, tu planificación financiera y tus preferencias. En La Mutua de los Ingenieros te ayudamos a tomar la mejor decisión. Consulta nuestros expertos sobre los Planes de Pensiones y los Planes de Previsión Asegurado que tenemos disponibles y encuentra el que mejor se adapte a ti.Consúltanos sin ningún tipo de compromiso. Envíanos un WhatsApp a 602 25 00 68, llámanos al 93 295 43 00 o envíanos un mail a correo@mutua-ingenieros.com.

También te puede interesar ...

¿Qué seguros debo tener en mi empresa?

Cuáles son los seguros de empresas que nos permiten una cuidadosa gestión de los riesgos. Os mostramos una agrupación ordenada de los cientos de modalidades de pólizas de seguros de empresa que podemos encontrar en el mercado; tanto obligatorias como voluntarias

Plan de ahorro

Planes de ahorro SIALP. Todo lo que debes saber

Los planes de ahorro a largo plazo son un nuevo producto o instrumento de ahorro, que se realiza entre el contribuyente y la entidad financiera o aseguradora y está dirigido principalmente a pequeños inversores.